Seguros: ¿qué puede lograr mi marca al implementar videos animados?

seguros-beneficios-videos-animados

El sector Seguros ha mantenido un crecimiento exponencial en los últimos años. De acuerdo al Informe del Mercado Asegurador Latinoamericano, este grupo económico ha desarrollado una tasa promedio anual de 10.5 % entre el 2009 y 2019.  ¡Cotiza tu video animado!

Para mantener esta constante, es necesario que las empresas aseguradoras diseñen nuevas estrategias de marketing digital. Estas les ayudarán a conservar a sus clientes y captar la atención de nuevos prospectos, quienes han modificado sus hábitos de consumo con la llegada de la pandemia. 

En ese sentido, el video animado es una de las mejores opciones, pues permite brindar información de manera sencilla, entretenida y dinámica. Entre los principales beneficios de emplearlas podemos mencionar: 

Mejora el nivel de comprensión y retención

En la industria de los seguros, existen muchos términos técnicos y procedimientos especializados que pueden resultar difíciles de comprender. Gracias a los videos animados, la información se simplifica para ser presentada de una manera más clara y concisa. Esto permite que los clientes puedan captar fácilmente el mensaje que se quiere transmitir, mejorando también la capacidad de retención. Según la plataforma Insilvia, los espectadores conservan el 95 % de un mensaje cuando lo ven a través de un video, a diferencia del 10 % que lo retiene tras leerlo en un texto. 

Genera publicidad orgánica

Además de transmitir mensajes con rapidez, los videos 2D permiten optimizar los resultados de marketing, pues generan publicidad orgánica. Si el video resulta atractivo para el usuario, este lo compartirá entre sus contactos, en una suerte de moderno boca a boca, lo que resulta muy rentable y efectivo para la organización.

Ahorro de presupuesto

Durante mucho tiempo, los videos live–action eran la única forma de realizar publicidad audiovisual. Sin embargo, requerían de altos costos de producción (salario de los actores, el alquiler de locaciones, la adquisición de equipos audiovisuales, entre otros.). Dado que los videos animados no necesitan estos elementos para su realización, los costos se reducen significativamente, permitiendo a las empresas hacer varios videos. 

Mayor libertad creativa

En muchas ocasiones, las organizaciones limitan su creatividad a la falta de recursos o porque no pueden asumir los costos de producción. Para estos casos, las animaciones resultan de gran utilidad, pues permiten llevar a cabo las ideas más innovadoras sin preocuparse de las locaciones o los actores. Esto a su vez, otorga mayor control sobre la producción audiovisual: mientras que en los videos live–action solo podemos controlar la edición y parte del escenario, en los videos animados se tiene un dominio absoluto del contenido, que abarca desde la concepción de la idea hasta la posproducción.

Evita los estereotipos

Otra ventaja de los videos 2D con respecto a los convencionales es que, al ser un formato más abierto, permite crear personajes únicos y libres de estereotipos. Esto genera en el espectador un sentido de identificación único, pues al no haber rasgos físicos, la situación que se presenta será predominante para captar su atención. 

Refuerza la identidad de tu marca

Con los videos animados, las empresas aseguradoras pueden gestionar su estrategia de branding al incorporar los activos de la marca (brand assets) en el contenido audiovisual. De esta manera, el espectador podrá distinguir los elementos distintivos de la organización —logotipo, colores, fuentes— de una manera más interactiva. 

En Making Contents contamos con un equipo de profesionales expertos en la generación y creación de videos animados que te ayudarán a captar mayor número de clientes. Para más información, contáctate con nosotros al correo info@makingcontents.com o llámanos al teléfono +51 933 582 340.

Entrada anterior
Seguros: ¿por qué mi marca necesita videos animados?
Entrada siguiente
Medios de comunicación: ¿Por qué mi marca necesita contenidos digitales?

Únete a nuestro Newsletter

    Escucha nuestro podcast

    Menú