1. Inicio
  2. marketing de contenidos
  3. Email Marketing y SPAM: ¿Cómo diferenciar bien lo que envías?

Email Marketing y SPAM: ¿Cómo diferenciar bien lo que envías?

El email marketing es una de las estrategias más efectivas, pues genera un retorno de inversión de 43% por cada dólar invertido. Así se diferencia del spam.

Muchas empresas no quieren apostar por el email marketing, al pensar que es lo mismo que caer en el spam. Además, piensan que se trata de una estrategia molesta para sus clientes, al mandar indiscriminadamente emails «invasivos». Sin embargo, hay una diferencia muy grande entre ambas cosas.

En los años 90 y con el nacimiento del email marketing, grandes negocios enviaban muchos mensajes comerciales sin sentido y masivamente. Los usuarios no ocultaban su molestia y tildaban de basura o spam a estos correos.

Es así que hoy en día los servicios de correo tienen un filtro para mandar lo que consideran spam al correo «no deseado», sin que el usuario pueda ver el mensaje en la bandeja principal.

Email marketing es efectivo y marca la distancia

No es una sorpresa que los últimos estudios apunten al email marketing como un método efectivo para llegar al consumidor, cliente o público objetivo. Pero más del 56% de usuarios actuales considera que recibe «demasiados» correos de marca, muchos carentes de valor.

El usuario tiene conocimiento

El email marketing como herramienta efectiva tiene un retorno de inversión de 43% por cada dólar invertido. Se usa tanto para publicidad B2B como B2C.

Primero, se segmenta correctamente a la audiencia, luego se agrega contenido de valor al correo, asuntos o titulares creativos y se elige la frecuencia de envío. El marketing de contenidos, en este caso, es ideal para los mailings.

Te puede interesar: ¿Qué es el Lead Magnet y cuáles son sus beneficios?

Se trata de identificar con precisión qué tipo de información o mensaje quiere el público, para luego enviarles el correo electrónico con un call to action hacia el objetivo final del mail. Este puede ser la venta de un seminario, de un producto, servicio, una suscripción, etc.

La campaña de email marketing requiere el consentimiento o aprobación del usuario para que les lleguen los correos a sus bandejas, a diferencia del spam, que es invasivo.

En pocas palabras, en email marketing el usuario aprueba la recepción de mails de determinada marca o empresa. El spam, por su lado, es el envío masivo a usuarios que no dieron su autorización y que probablemente tengan una reacción negativa y adversa hacia el mensaje. Además, usualmente el contenido enviado con spam no es relevante ni de calidad.

Personalización del mensaje

Muchas empresas tratan de comprar bases de datos para el envío de correos. Esto no solo es ilegal, sino que se les enviarán mensajes a usuarios que generalmente no son parte del público objetivo, por lo que no será efectivo. Una campaña de email marketing segmenta a los usuarios a quienes quiere llegar.

Si no se personaliza el mensaje, el objetivo no servirá, por ello se deben cumplir 3 parámetros.

  1. El mensaje debe tener contenido de valor para el usuario.
  2. Debe ser directo y sencillo de entender.
  3. Debe contar con un call to action o un botón orientado al objetivo final, el cual puede ser vender u ofrecer un producto.

Por último, ponte en el lugar de tu público objetivo. ¿Te gustaría recibir mensajes al correo los cuales ni siquiera abras porque el «asunto» del mail no es de tu interés?  El email marketing  y el marketing de contenidos están unidos. El contenido de valor será clave en tu estrategia para conseguir tus objetivos.

Etiquetas
Entrada anterior
¿Cómo atraer tus primeras visitas a tu portal web?
Entrada siguiente
Mobile Marketing: Mejora la conversión y las ventas