1. Inicio
  2. marketing de contenidos
  3. Curación de contenidos: En qué consiste y por qué debemos tenerlo en cuenta

Curación de contenidos: En qué consiste y por qué debemos tenerlo en cuenta

curacion-contenidos

La curación de contenidos es una de las prácticas más valiosas del marketing digital. No solo aporta valor a la audiencia, sino que también ayuda al posicionamiento en los buscadores. Entonces, si tienes un blog o sitio web y quieres mejorar los contenidos que ofreces, tienes que conocer más sobre esta herramienta. ¡Nosotros te ayudamos!

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos o content curation es una técnica aplicada en el ámbito del marketing. Consiste en buscar, reunir, filtrar y elegir información que pueda darle valor a la comunidad de una marca. Es decir, recopilar y difundir contenidos valiosos sobre un tema en concreto que es de interés de nuestra audiencia. 

La clave de la curación de contenidos está en la siguiente palabra: valor. Y es que no se trata de copiar y pegar cualquier tipo de información. El propósito de esta técnica es seleccionar contenidos de calidad y que estén alineados tanto a la filosofía de tu marca como a las necesidades de tu público. Caso contrario, estarías ofreciendo thin content (contenido pobre o de poca consistencia).

Curación de contenidos: Ventajas para posicionarse en la web

No es fácil destacar en los canales digitales o en los buscadores. Sin embargo, con la curación de contenidos esta tarea se vuelve más fácil. Aquí algunas razones por las que esta técnica ayudará a que tu blog o sitio web tenga un mejor posicionamiento en la web

  • Mejora la imagen y reputación online de tu marca, poniéndola como experta en su sector.
  • Aumenta la audiencia (más seguidores en redes sociales, por ejemplo) interesada en lo que ofrecemos.
  • Contribuye al posicionamiento en los buscadores de internet a través del contenido de calidad.
  • Reduce la «infoxicación» o intoxicación de información.
  • Optimiza el branding ya que los usuarios volverán a consultar tu web o blog tras haber recibido contenido de calidad.

Pasos para hacer la curación de contenidos

La curación de contenidos parece sencilla de hacer. Pero es importante conocer cuáles son los pasos a seguir para aplicar bien esta técnica. Aquí te los damos:

Detecta los temas de interés de tu público

Debes conocer qué necesita la audiencia de tu blog o sitio web. Solo así sabrás el tipo de contenido que debes buscar, filtrar y, más adelante, publicar. La información de relevancia será la que marcará una diferencia con el resto.

Organiza tus contenidos

De nada te servirá reunir un montón de información si no logras clasificarla adecuadamente. Divide el contenido que creas conveniente por categorías. Eso le dará mucho orden a la tarea de curación de contenidos. Para ello, puedes utilizar aplicaciones como Evernote u otro tipo de sistema de organización. 

Añade valor 

No te limites a compartir información de terceros. La curación de contenidos va más allá de eso. Una forma de darle más valor a los contenidos es agregando tus propios comentarios u opiniones. Además, revisa que no tengan enlaces rotos. Caso contrario, esto perjudicará a la indexación. Tampoco olvides adaptar adecuadamente los metadatos de tu sitio web o blog para que consiga un buen posicionamiento en los buscadores. 

Comparte el contenido

Una vez que hayas culminado la recopilación y elaboración de los contenidos es momento de difundirlos. Para ello, puedes optar por las redes sociales más populares, como Twitter. Solo en el Perú, esta plataforma tiene más de 2 millones de usuarios, según Statista. Por lo tanto, Twitter es una de las opciones para compartir tus contenidos.

Mide los resultados

Por último, no olvides seguir y medir los resultados de cada publicación. Revisa cuáles tienen más y menos alcance e interacción. Esto te dará una idea de lo que le interesa a tu audiencia y te ayudará a crear mejores contenidos en el futuro.

Errores en la curación de contenidos

Ya sabes cómo es el proceso de curación de contenidos. Ahora es momento de descubrir los errores más comunes que se cometen durante esta técnica:

Publicar información sin revisarla

Ya sea por prisa o descuido, muchos comparten información inexacta. Por lo tanto, es importante que antes verifiques la calidad del contenido que piensas usar. Asegúrate de que todos los datos (citas, estadísticas, etc.) sean reales. 

No tener un calendario editorial

Según HubSpot, un calendario editorial “reúne el flujo de trabajo en cuanto a tipos de contenido, autores y fechas de publicación” de un blog o sitio web. De tal manera que no tenerlo implica trabajar de forma organizada. Además, no lograrás los mejores resultados con tus publicaciones y perderás visibilidad en la web. 

Compartir el mismo contenido en todos lados

No está bien difundir el mismo contenido en todas las plataformas. Cada canal digital tiene su propia audiencia y sus propias características. Entonces, lo ideal es publicar el contenido en el lugar donde mejor se adapte. 

No reconocer la autoría

Un aspecto clave en la curación de contenidos es no plagiar. Esta acción está prohibida. Si vas a compartir información de un tercero es importante que reconozcas la fuente y le otorgues la autoría. 

La curación de contenidos aporta en la construcción de la imagen de una marca. No solo contribuye a la credibilidad de la misma, sino que además la transforma en referente en su temática e impulsa el posicionamiento orgánico en los buscadores.

En Making Contents contamos con especialistas en crear estrategias de marketing eficientes que harán crecer tu negocio. Ponte en contacto con nosotros. Escríbenos a info@makingcontents.com o visita nuestra página web.

Etiquetas
Entrada anterior
Conoce más sobre la tasa de rebote y cómo evitarla
Entrada siguiente
Marketing y publicidad digital que debes aplicar en tu empresa
×

Estoy aquí para ayudarte

× ¿Cómo puedo ayudarte?