1. Inicio
  2. Apuntes de marketing digital
  3. Conoce más sobre la tasa de rebote y cómo evitarla

Conoce más sobre la tasa de rebote y cómo evitarla

tasa-rebote

La tasa de rebote es uno de los factores más importantes para mejorar el posicionamiento en Internet. Por lo tanto, si manejas un sitio web o te dedicas a la creación de contenidos, es necesario que conozcas todo sobre esta herramienta. 

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica de analítica web que revela el porcentaje de usuarios que ingresa a una página web y la abandona sin realizar alguna interacción. Es decir, se marchan del sitio sin dejar un comentario o hacer clic en algún enlace. 

El análisis de este valor –también conocido como bounce rate– es importante para evaluar la eficacia de las estrategias de marketing digital. Y es que permite conocer qué tan atractivos resultan los contenidos publicados para los cibernautas. Además, recopila valiosos insights y calcula el nivel de satisfacción de los usuarios.

Tasa de rebote: ¿Cómo calcularla?

Ahora que ya sabes lo que es la tasa de rebote, es momento de que sepas cómo calcularla. Para ello, solo tendrás que aplicar una simple ecuación: divide la cantidad de usuarios que abandonan tu sitio web tras ver la landing page entre la totalidad de usuarios de tu página. 

Por ejemplo, imagina que 50 usuarios salen de tu página sin interactuar. Si el total de usuarios que accedió al sitio es 100, la tasa de rebote sería del 50 %. 

¿Qué diferencia hay entre la tasa de rebote y la tasa de abandono?

Muchos caen en el error de creer que la tasa de rebote es lo mismo que la tasa de abandono. Sin embargo, si bien ambas métricas miden variables vinculadas a la salida de un usuario, guardan ciertas diferencias. 

En primer lugar, la tasa de rebote contempla el porcentaje de usuarios que acceden a una página y se marchan sin hacer un solo clic. Prácticamente, de manera veloz. Esto es un indicativo de que no tienen interés en navegar por el sitio web.

Por otro lado, la tasa de abandono mide la cantidad de usuarios que salen del sitio desde una página concreta. Cabe aclarar que este abandono puede darse luego de haber visitado una o varias páginas. Es decir, implica cierto nivel de interacción y no, necesariamente, se produce de forma inmediata.

¿Cómo afecta la tasa de rebote en el posicionamiento SEO?

Al igual que muchos, seguramente tú también quieres colocar tus contenidos entre las primeras opciones de los buscadores. Esta tarea te resultará mucho más complicada si no mides (y no haces nada por reducir) la tasa de rebote de tu blog o sitio web. ¿Por qué?

Sucede que Google tiene en cuenta diversos factores al momento de clasificar sus resultados en las SERP, tales como la indexación o el porcentaje de la tasa de rebote. Si este último tiene una tasa de rebote elevada, Google determinará que el contenido es de nulo interés para los usuarios. Por lo tanto, no considerará dicha página entre las primeras opciones de búsqueda, lo cual puede afectar el SEO y SEM

¿Cómo evitar la tasa de rebote?

Aquí algunos importantes consejos para que logres reducir la tasa de rebote de tu sitio web:

Mejora el contenido

Cuanto más interesante sea lo que publicamos, la atención de los usuarios será mayor. Por contenido no solo nos referimos al texto de un artículo. Sino también a añadir palabras claves y elementos gráficos que logren retener y llevar a la acción a las visitas. Según el informe Video Marketing Statistics 2021, elaborado por Wyzowl, el 84 % de clientes deciden comprar un producto tras ver el video de una marca. 

Legibilidad

No basta con crear contenidos de calidad. Hay que asegurarse de que sean fáciles de entender y leer. Para ello es recomendable el uso de listas, títulos, subtítulos y esquemas visuales. Estos permiten ordenar la información y –a su vez– hacen que la página web se vea más atractiva.

Evita los pop-up

Los pop-up son ventanas emergentes que aparecen repentinamente sobre el contenido de una página. Evita usarlos porque –además de ser invasivos– distraen y empeoran la experiencia del usuario mientras navegan. En lugar de eso, te recomendamos utilizar call to action para simplificar el recorrido de los cibernautas en tu página web. 

Usa el A/B testing

El A/B testing consiste en crear y lanzar dos versiones de un mismo elemento y medir cuál da mejores resultados. Luego de hacer esta prueba, conocerás si las modificaciones aplicadas han mejorado o perjudicado tu tasa de rebote. A partir de la información registrada con este test, podrás tomar mejores decisiones. 

Crea meta descripciones

Carmicheal (2022) define la metadescripción como el «fragmento de información debajo del enlace azul de un resultado de búsqueda. Su finalidad es describir el contenido de la página al buscador». Crear uno adecuado atraerá tráfico de calidad hacia tu blog o web. Ten en cuenta que este texto tiene un límite de 155 caracteres. 

En conclusión, la tasa de rebote es una de las métricas más importantes para comprender si un sitio web o blog está funcionando bien o mal. Además, ayuda a sacar conclusiones sobre los usuarios que visitan nuestra página.

En Making Contents nos dedicamos a crear e implementar estrategias de marketing. Si buscas una agencia digital que impulse el valor de tu marca, ponte en contacto con nosotros a través de info@makingcontents.com.

 

Fuentes bibliográficas:

AB Tasty (2018, 21 de marzo). Tasa de rebote: definición, valores óptimos y cómo reducirla.

Curso SEO Profesional. La tasa de rebote o abandono y su influencia en SEO.

40 de fiebre. ¿Qué es la tasa o porcentaje de rebote?

HubSpot. How To Write Meta Descriptions.

WyZow (2021). Video Marketing Statistics 2021.

Etiquetas
Entrada anterior
10 estrategias de marketing digital que debes implementar
Entrada siguiente
Curación de contenidos: En qué consiste y por qué debemos tenerlo en cuenta
×

Estoy aquí para ayudarte

× ¿Cómo puedo ayudarte?