1. Inicio
  2. Apuntes de marketing digital
  3. Microcopys: Guía para capturar a los clientes con tu estrategia de contenidos

Microcopys: Guía para capturar a los clientes con tu estrategia de contenidos

microcopys guia capturar clientes estrategia de contenidos

Son mucho más que un call to action o un text link. Rompen la pared entre la marca y el usuario y se aproximan de una manera más sutil para persuadir. Conoce todo sobre los microcopys para potenciar tu estrategia de contenidos.

En una estrategia de contenidos centrada en la experiencia del usuario, hay un término que ha cobrado relevancia en los últimos años: el microcopy. Es mucho más que un call to action en un artículo, en una publicación o en un video. Tampoco es un copy de redes sociales para llamar la atención de los usuarios. En realidad, muchas marcas están utilizándolos en todos sus formatos, plataformas y sitios web para atraer la atención e invitar a las personas a que realicen una acción con un afán mucho más persuasivo.

¿Qué son los microcopys? 

De acuerdo con los especialistas, los microcopys son aquellos elementos que se utilizan para llamar la atención y brindar un momento personalizado y agradable gracias al uso de palabras. El objetivo es que cree una experiencia agradable, y no invasiva, para el que lo lee. Esta es la diferencia con muchos call to action, text link, placeholders u otros elementos que, en la práctica, podrían resultar parecidos.

Es un pequeño texto que, cuando se usa en el lugar correcto, convierte a un momento cualquiera en una experiencia memorable. Un text link o call to action, por ejemplo, se centra en llamar a un usuario a que compre algo literalmente, a mostrar ventajas de un producto o servicio o una acción similar. Aunque pueden ser muy creativos (y más largos que un microcopy), no siempre cumplen el objetivo.

Algunos ejemplos para entenderlo mejor

Ejemplo 1:

Imagina que estás navegando por una página web de productos de moda y, después de media hora deleitándote con las últimas carteras, zapatos y pantalones, se terminó el catálogo. Aún estás pensando si comprar o no, ya que tienes gastos por hacer y deudas por pagar. Al final, un botón de “Comprar” no te llamaría la atención, porque es algo simple y obvio. Pero, ¿qué sucede si, en lugar de “Comprar”, el botón dice “Date ese gusto”?

Ahora este mensaje ha calado más en la mente de la persona que navega. Ha encontrado un insight: el usuario no solo compra para vestirse; quiere sentirse bien, quiere entretenerse, saber que puede gastar el dinero por el que tanto trabaja en algo que le satisface. Es decir, se puede dar el gusto. Ahora es más probable que tome una decisión de compra. Este es un claro ejemplo de los microcopys.

Ejemplo 2:

Otro ejemplo se puede dar en los carteles que siempre vemos por la carretera. Viajar con amigos puede ser divertido: escuchar música, hablar sobre la vida, contar chistes y sentir el viento por la ventana yendo a 100 km por hora. Por supuesto, esto puede generar también ciertas distracciones al conducir. Los carteles puestos a lo largo del camino van desde productos alimenticios, seguros vehiculares y otros que te avisan acerca de la seguridad: “ponte el cinturón”, “enciende las luces altas”, entre otros.

Son anuncios simples, que prácticamente observamos un par de segundos y luego olvidamos. Pero, de pronto, aparece otro más potente. “Papi, maneja con cuidado. Te esperamos en casa”. Este mensaje es suficiente para hacer reflexionar al conductor, revisar sus luces, ajustar su cinturón y concentrarse mucho más en el camino. ¿Cómo lo logró? Este microcopy impacta en la mente de los conductores al decirles, no solo que conduzcan con cuidado, sino que hay gente esperándolos al regreso, personas que se preocupan por ellos y que dependen de ellos. Esta llamada de atención es impactante y se siente casi personalizada.

El impacto de los microcopys

Como hemos visto, los microcopys no solo se pueden aplicar en un sitio web de compras online, sino también en los espacios reales. La estrategia de contenidos también funciona así: es posible formularla en diversas plataformas, online y offline, para maximizar su éxito. De hecho, ayuda a aumentar los leads hasta en un 161.66 %, según Juan Merodio.

Los microcopys no dan una orden. Son palabras que se asemejan a un susurro al oído que brinda una recomendación, te hacen evocar un recuerdo o logran hacerte sentir bien. No son solo textos cortos, sino palabras que evocan una imagen familiar o cercana para quienes las leen.

El impacto del primer ejemplo puede hacer que la persona que navega por el sitio de compras llame a su mejor amigo para visitar la tienda física y “darse el gusto” de comprar algo allí mismo. En el caso de la carretera, el conductor podría parar a un lado del camino y llamar a su casa para saber si todos están bien y, luego, manejar de manera segura. Es así que la meta del microcopy cobra sentido: con ingenio ha hecho que las personas realicen una acción de manera sutil. Estos son otros ejemplos de microcopys exitosos:

  • ¿Estás listo para salvar vidas? Matricúlate.
  • Ups, algo no salió bien. Estamos trabajando para arreglar la web.
  • ¿Qué estás pensando? (Facebook).
  • Somos algo más que solo especialistas. Entendemos tus preocupaciones.
  • Ya que estás aquí, ¿tendrías 30 segundos para llenar esta encuesta?

¿Cómo escribir los microcopys?

Todos los ejemplos anteriores son microcopys, algunos mejores que otros. Dentro de tu estrategia de contenidos también debes tener una fórmula para redactarlos, la cual se basa en estos pasos:

1. Conversa. El microcopy rompe la pared entre marca y usuario, se enfoca en escribir como alguien de confianza.

2. Hazlos sentir queridos. Cada palabra es una oportunidad para ofrecer esa cercanía y amabilidad para mejorar la experiencia del lector.

3. Ten en cuenta el estilo de tu marca. ¿Es divertida? ¿Se orienta a un público adulto mayor? Considera todos los aspectos antes de darle el tono a tu mensaje.

4. Sé específico. Los microcopys deben ser cortos, pero originales. Diferénciate de los miles de call to action que los usuarios ven todos los días.

5. Haz que se sientan bien. Incluso si es un mensaje en torno a un tema negativo.

6. Encuentra los insights en los usuarios que quieren comprar, reservar, solicitar, preguntar o cualquiera que sea su intención con tu marca. Los insights te ayudarán a brindar un mensaje más personalizado.

Somos una compañía especializada en el desarrollo e implementación de estrategias de contenidos. Creamos contenidos ad-hoc que te ayudarán a conectar con tus audiencias y conquistar tus objetivos comerciales. Contáctate con nosotros al correo asesoria@makingcontents.com.

Etiquetas
Entrada anterior
Estrategia de contenidos: los contenidos premium que no debes dejar de lado
Entrada siguiente
Estrategia de contenidos para un blog corporativo: Cómo implementarlo
×

Estoy aquí para ayudarte

× ¿Cómo puedo ayudarte?