1. Inicio
  2. Apuntes de marketing digital
  3. Tips para mejorar la legibilidad de tus contenidos

Tips para mejorar la legibilidad de tus contenidos

Enfocarse en el largo de las oraciones, en la gramática y en la estructura del contenido favorecerá la legibilidad del contenido.

Piensa en una empresa que escribe contenido muy académico en su blog y que no puede conectar con su audiencia. Cuando se enfoca en hacer el contenido más legible para el público, el negocio crece. Esto también podría aplicarse en el caso de tu marca. El objetivo es priorizar la legibilidad como elemento clave a la hora de producir contenido.

La legibilidad se trata de hacer las cosas simples. Significa explicar las cosas de la forma más entendible posible. Por ello, aunque el contenido brinde ideas buenas y llenas de información, no siempre están presentadas de la manera correcta. Existen muchos factores que no lo permiten:

• El largo de las palabras o las oraciones.
• La gramática.
• La estructura del contenido.
• El uso del lenguaje

Una baja legibilidad puede significar varios problemas. Entre los más importantes están:

• Gastar mucho tiempo, dinero y recursos que no cumplen sus objetivos.
• No generar engagement.
• Perder la confianza de la audiencia.
• Los clientes van a leer lo mismo en otros sitios web.
• Pérdida de rentabilidad.

¿Cómo contrarrestar esto y tener un blog con contenidos legibles?

Esto se logra si consideramos seis pasos principales. Al cumplirlos, la audiencia estará más propensa a leer lo que se produce y podrás fidelizar a cada usuario.

1. Enfocarse en el consumidor. Es importante crear contenido que sea genuinamente útil para el lector y con el que se sienta identificado. Debe responder preguntas que resuelvan sus problemas, que lo informen, entretengan y eduquen (de preferencia todo lo anterior).

No dejes de leer: ¿Qué es una auditoría de contenidos y cómo hacerla?

2. Tener un score de legibilidad. Existen herramientas para determinarlo, como Flesh Reading Ease, CEFR o SMOG Index. También puedes hacerlo tú mismo si te pones en el lugar del lector. Lee una y otra vez los textos de tu blog o pídele a alguien más que los revise.

3. Acorta las oraciones. De esta manera será más sencillo y agradable para la vista leer los párrafos en la pantalla. Los lectores agotan menos su vista con oraciones cortas. Además favorece a la estructura del texto.

4. Reduce el número de palabras largas. Elige sinónimos u otras opciones.

5. Aunque te dirijas a un público especializado, evita usar un gran número de palabras complejas en un mismo párrafo.

6. Busca un feedback del texto. Como mencionamos anteriormente, puedes pedirle a alguien más que lea lo escrito. Dos cerebros piensan mejor que uno.

En Making Contents somos expertos en la escritura de contenido legible y en asesorarte con respecto a este tema. No dudes en contactarte con nosotros al correo info@makingcontents.com o llamarnos a los números +511-480-07-18 y 299-82-73.

Etiquetas
Entrada anterior
¿Por qué tercerizar tu producción de contenidos?
Entrada siguiente
¿Cómo Instagram influye en los diseños de productos?