1. Inicio
  2. Apuntes de marketing digital
  3. ¿Cómo aplicar el Growth Hacking en tu estrategia de marketing?

¿Cómo aplicar el Growth Hacking en tu estrategia de marketing?

Growth-hacking

¿Sabías que hay un método para lograr los objetivos de tu empresa con el menor sacrificio y con una inversión mínima? Así es. Estamos hablando del Growth Hacking.  

¿Qué es el Growth Hacking y para qué sirve? 

Es una disciplina orientada a aumentar veloz y significativamente el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos de una empresa. Todo ello con el mínimo uso de recursos y esfuerzo.  

Es una metodología ideal para empresas que están empezando (startups, por ej.). Y es que el Growth Hacking implica un crecimiento rápido mediante estrategias de desarrollo diferentes a las tradicionales.  

¿Cuáles son las técnicas de Growth Hacking? 

  • Outbound marketing: Estrategia de prospección en donde la empresa se hace con el control de las personas que quiere contactar mediante el e-mail marketing.
  • Gamificación: Incorpora mecánicas de juego o técnicas de neuromarketing para impulsar la curiosidad y compromiso de los clientes.
  • Estrategia freemium: Consiste en ofrecer al usuario una versión de libre acceso de un producto.

¿Cómo es un Growth Hacker? 

El Growth Hacker está a cargo de la estrategia de Growth Hacking. De acuerdo a Sean Ellis (2010), debe «tener la creatividad para descubrir formas únicas de impulsar el crecimiento». Estas son sus principales características: 

  • Multidisciplinario 
  • Analítico 
  • Creativo 
  • Curioso 
  • Ágil 

Pasos para aplicar el Growth Hacking en tu empresa 

  1. Elabora productos que marquen la diferencia en tu industria. Esto ayudará al Growth Hacker a promocionarlos de manera original. 
  2. Traza el camino que seguirán los potenciales clientes (embudo de conversión). Asimismo, implementa distintos trucos (hacks) o ideas de captación para cada etapa. 
  3. Establece objetivos dentro de tu estrategia de Growth Hacking. Comienza con metas a corto plazo con resultados en un tiempo más reducido.
  4. Construye una red de colaboradores que aporten al crecimiento de tu empresa. Las aplicaciones y herramientas digitales pueden ser buenos partners
  5. Actúa con creatividad durante todo el proceso. Además, mantener una mente abierta a nuevas ideas y formas de trabajo será clave en la estrategia. 

Ejemplo de Growth Hacking: Dropbox 

Actualmente, Dropbox tiene más de 500 millones de usuarios, según Ionos. Pero hace unos años buscaba elevar su número de registros lo más rápido posible. Entonces, ofreció más espacio de almacenamiento en su herramienta para quienes recomendaban su plataforma. Como consecuencia, la empresa tuvo excelentes resultados. 

Diferencias entre Growth Hacking y Growth Marketing 

El Growth Marketing tiene una visión amplia sobre el desarrollo de un negocio. Mientras que el Growth Hacking trabaja a corto plazo. Además, busca el crecimiento de un negocio centrándose solamente en la experiencia del usuario. Por su parte, el Growth Marketing se enfoca mucho más en el producto o servicio y en el proceso de conversión.  

En conclusión, el Growth Hacking parte y trabaja sobre la premisa de conseguir avances muy cortos y con ahorros de costes y recursos importantes. 

En Making Contents contamos con expertos en construir estrategias de marketing digital para tu negocio. Escríbenos a info@makingcontents.com o visita nuestra página web.

Etiquetas
Entrada anterior
Gestión de clientes: cómo lograr una estrategia eficiente
Entrada siguiente
Conoce las 6 métricas para medir los resultados de tus estrategias de marketing