1. Inicio
  2. Apuntes de marketing digital
  3. Complementa tus artículos con una estrategia de push

Complementa tus artículos con una estrategia de push

estrategia-push

En el marketing, los contenidos tienen dos misiones. Por un lado, deben ayudar a un usuario a resolver dudas o inquietudes. Y por otro, tienen que transformarlos en clientes. Una estrategia de push resulta clave para ambos propósitos, ya sea en un artículo o en cualquier otro tipo de formato.

Y es que, al fin y al cabo, lo que buscan las empresas con la creación de contenidos es incrementar sus ventas. Por ello, cada vez son más las organizaciones que apuestan por esta estrategia. De hecho, un estudio de MU Marketing & Content Lab y Datum Internacional, reveló que el uso de marketing de contenidos aumentó de 74 % a 90 % entre 2018 y 2021.

¿Pero cómo asegurar el éxito de las estrategias comerciales? Una manera eficaz de hacerlo es implementar adecuadamente una estrategia de push.

¿Qué es una estrategia de push? 

La estrategia de push es una técnica de marketing que consiste en llevar los productos o servicios de una empresa al usuario. Para ello, la marca detecta una necesidad no cubierta por el cliente potencial y plantea una propuesta para satisfacerla. De esta forma, a través de diferentes acciones, la organización “empuja» al usuario a la compra. 

Principalmente, las empresas emplean una estrategia de push cuando quieren dar a conocer un nuevo producto o servicio. Es decir, en un lanzamiento o estreno. Asimismo, se utiliza cuando una marca quiere sobresalir en un nicho de mercado muy competitivo.

Aquí entra en juego el marketing estratégico. Y es que esta vertiente se enfoca en analizar un mercado objetivo para detectar nuevas oportunidades y alcanzar mejores resultados.

Diferencias entre estrategia push y estrategia pull

Ahora que ya sabes en qué consiste una estrategia de push, es importante que sepas las diferencias que tiene con otro popular concepto: la estrategia pull. Mientras que en la primera  la empresa se dirige al cliente, en esta última es el cliente quien busca a la empresa. 

Por otro lado, la estrategia de push abarca un público muy amplio y diverso. En cambio, la estrategia pull se enfoca en un target más concreto y específico. Con lo cual, en ocasiones, su alcance es menor.

Otra importante diferencia se encuentra en el mensaje de ambos. La estrategia de push –tal como lo indica su nombre– está orientada a «presionar» al cliente a adquirir un producto. Por otro lado, las campañas de marketing pull contemplan acciones dirigidas a comunicar y no a empujar al consumidor a comprar algo.

Ejemplo de estrategias de push

Como se ha mencionado, los contenidos tienen el objetivo de incrementar los clientes de un negocio. Para ello, deben ser de gran calidad para destacar en un espacio como el internet. Asimismo, deben responder a las necesidades del público. Para ello, se recomienda aplicar tácticas de neuromarketing

A continuación, te mostramos algunos ejemplos de estrategias de push que puedes utilizar:

Call to Action (CTA)

Un Call to Action es un claro ejemplo de estrategia de push. Se trata de un botón o enlace directo que invita al lector a realizar una acción. Asimismo, puede facilitar el recorrido de los usuarios dentro de una página web, ayudándolos a que puedan ponerse en contacto con las empresas. El objetivo es atraer a clientes potenciales y convertirlos en clientes finales.

El CTA –también conocido como llamada de atención– es un recurso clave para persuadir a las personas que visitan tu página web. Asimismo, es un factor imprescindible para cumplir los objetivos trazados en un plan de remarketing

Search Engine Marketing (SEM)

Se trata de una estrategia complementaria al SEO. El SEM posiciona los artículos en los buscadores a través del pago de anuncios. De esta manera, los contenidos obtienen mayor alcance y, como consecuencia de ello, incrementarán las posibilidades de atraer clientes a tu negocio. De acuerdo al portal Hubspot, el SEM «es un conjunto de estrategias de marketing que ayudan a atraer más tráfico a sitios o páginas web».

Ventajas de aplicar una estrategia de push

Si aún te faltan razones para implementar una estrategia de push, aquí te mencionamos otras ventajas que otorga esta técnica de marketing:

  • Permite que tus contenidos tengan mayor alcance y pueda impactar a más potenciales consumidores. 
  • Como consecuencia de lo primero, incrementará el volumen de leads de tu negocio. 
  • Logra resultados de forma más inmediata y, además, son más económicas que las estrategias pull.
  • Es una estrategia ideal para sensibilizar al público sobre el producto o una marca que desconoce.

En conclusión, una estrategia de push busca invitar al usuario a comprar un producto o servicio determinado. Debido a ello, debe ser considerada en todos los contenidos que genera una marca. Ya sea para posicionarse en el mercado o para elevar su tasa de conversión.  

En Making Contents somos especialistas en elaborar estrategias de marketing eficientes que harán crecer tu negocio. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Escríbenos a info@makingcontents.com o visita nuestra página web.

 

Fuentes bibliográficas:

HubSpot. Qué es el SEM, para qué sirve y cómo funciona.

Minderest. ¿En qué consisten las estrategias Push y Pull?

Cyberclick (2022, 4 de mayo). Estrategia push y pull: qué es, aplicación y ejemplos.

MU Marketing & Content Lab (2021). El estado del marketing de contenidos en el Perú 2021

InboundCycle (2021, 7 de octubre). 23 estrategias push y pull que puedes usar en la industria del software.

Etiquetas
Entrada anterior
Herramientas de marketing digital para implementar por primera vez
Entrada siguiente
¿Es relevante la segmentación de mercados para mi blog?
×

Estoy aquí para ayudarte

× ¿Cómo puedo ayudarte?